Legal Experience with human approach

Publicaciones

Publications

Se cancela el NAIM ¿Quién gana? ¿Quién pierde?

Se cancela el NAIM ¿Quién gana? ¿Quién pierde?

La cancelación de la llamada obra “Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México” ha trascendido a todos los medios de comunicación y redes sociales.

En realidad, el tema no alcanza para hacer un análisis jurídico o económico, dado que se trata de un tema eminentemente político.

En los próximos días van a salir a relucir datos importantes.

El proyecto del NAIM fue concebido por el “PRI Gobierno” como moneda de pago por “apoyos recibidos” en campaña.

Antes del Aeropuerto, recordemos que a Enrique Peña se le salió de control la licitación del Tren México-Querétaro con la empresa China Railway, y el Gobierno Federal tuvo que pagar a dicha empresa la cantidad de 16 millones de dólares como compensación. ¿Cuál fue el motivo que argumentó la SCT para cancelar el proyecto?

El Gobierno Federal dijo que tenía serias dudas sobre posibles demandas y acciones legales que impedirían la construcción del Tren México-Querétaro.

Durante el 2015, el proyecto del Aeropuerto fue concebido para ejercer cuantiosos recursos y favorecer a personas ligadas al PRI y más allá, a personas radicadas en la Ciudad de México y en el Estado de México.

Nuevas fortunas comenzaron a surgir tan sólo del servicio de transporte en camiones materialistas (propios o rentados), concesiones de bancos de materiales y por la prestación de servicios conexos relacionados con la construcción del Aeropuerto. La necesidad de camiones materialistas era tan grande que incluso tuvieron que usar unidades de diversas Entidades de la República.

También surgieron licenciados en derecho, contadores, economistas y otros oficinistas que se ostentaron como constructores y transportadores experimentados, cuando lo único que tenían en común era el domicilio y algunas amistades, no así la experiencia en construcción.

Las grandes rebanadas del nuevo pastel aeroportuario, por jerarquía correspondieron a 1) los especuladores inmobiliarios que adquirieron propiedades a razón de $80 pesos el metro cuadrado; 2) los concesionarios del nuevo aeropuerto y 3) a los financieros que aportaron dinero para el proyecto siempre y cuando se apalancara sus inversiones con el dinero de las Afores y los ingresos de servicios aeroportuarios denominados como TUA.

El día de hoy, AMLO ya demostró que no va a ceder políticamente, en respuesta, Coparmex, CCE, periodistas y Colegios de Profesionistas han manifestado su rotundo rechazo a la decisión de Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, a nadie beneficia tratar de generar inestabilidad política o económica.

Mi objetivo tampoco consiste en defender el proyecto de Santa Lucía, porque nadie ha mencionado que se requiere una obra de infraestructura millonaria para arribar a buena hora y cómodamente al nuevo aeropuerto en caso de que se construya en Santa Lucía. Reitero lo que acabo de mencionar, el negocio no se encuentra en el Aeropuerto de Santa Lucía, sino en la infraestructura que se requiere para llegar a Santa Lucía.

El Gobierno entrante ya anunció que se van a respetar los contratos adjudicados, entonces, los constructores no pierden, por el contrario, van a cobrar un mayor volumen de obra, ya sea por metro cúbico, metro cuadrado o por unidad.

Los concesionarios tampoco van a perder, por que se van a crear nuevos espacios.

El Gobierno del Estado de México se va a ver beneficiado incluso si se construye el Aeropuerto en Santa Lucía, entre ellos, podemos incluir al actual Gobernador y a su antecesor. ¿Quién pierde? Un sector allegado al círculo cercano de Enrique Peña y a otro cierto sector del PRI. Tal parece que hasta la carga va a ser más ligera para algunos priistas. Tal vez se va a propiciar una depuración del mismo PRI como daño colateral.

Recordemos que las Cámaras Empresariales siempre se reactivan cada inicio de sexenio, y lanzan protestas y consignas contra el Gobierno cuando están en riesgo los intereses de sus agremiados. ¿Alguien recuerda lo que sucedió con Coparmex y el CCC al inicio del sexenio de EPN cuando protestaron por la reforma fiscal?

Efectivamente, Coparmex y el CCC fueron castigados e ignorados por el Gobierno Federal, mientras que Canacintra Nacional se fortaleció considerablemente, después hubo más ajustes en las cuotas de poder entre las Cámaras y la figura presidencial.

¿De dónde surgió la imperiosa necesidad de un Nuevo Aeropuerto del 2015 a la fecha? ¿Por qué se genera inestabilidad con el tipo de cambio? En dado caso, quienes tienen interés jurídico pueden defender sus intereses ante el Poder Judicial de la Federación, porque se supone que contamos con instituciones jurídicas estables.

De nuevo ¿Quién gana? ¿Quién pierde?

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com